Martes 21 de Noviembre de 2017
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 17°
  • DespejadoVilla DoloresCórdoba, Argentina
    14° - 29°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    14° - 24°
  • DespejadoEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 24°
  • DespejadoCandelariaSan Luis, Argentina
    16° - 32°
  • Cielos NubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    10° - 24°
  • Cielos nubosos con lluvia débilSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    20° - 26°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Argentina 27/11/2016

Argentina (Buenos Aires): Estado hídrico del cultivo de papa y pronóstico climático

Los pronósticos indican que durante las próximas dos semanas las precipitaciones van a ser de escasas a nulas.

Los pronósticos climáticos a mediano y largo plazo nos sirven para anticiparnos a fenómenos extremos que, debido al cambio climático, son cada vez más frecuentes. A pesar de la limitada precisión de los pronósticos, debido al gran número de variables e interacciones que determinan los cambios del estado del tiempo, los mismos son un buen complemento para las decisiones a campo. Además, conocer cómo será la evolución de la temperatura media, el viento y las precipitaciones en las próximas semanas es de gran utilidad para la planificación de actividades operativas tales como el riego y la aplicación de productos fitosanitarios.

En el SE Bonaerense, la campaña 2016/17 comenzó con abundantes precipitaciones en los meses de invierno, en especial en septiembre, lo que permitió una buena recarga del perfil previo a la plantación de los cultivos de verano. Sin embargo, la primavera se viene presentando inusualmente seca. Esto repercute fuertemente en los cultivos de invierno, como el trigo y la cebada, los que también pudieron haber sido afectados por la ocurrencia de heladas tardías. Las bajas precipitaciones primaverales también pueden a afectar las siembras tempranas de cultivos de verano, en caso de que esta tendencia no se revierta.

Los pronósticos indican que durante las próximas dos semanas las precipitaciones van a ser de escasas a nulas (http://agroserviciosdelsudeste.com). Esto coincide con los pronósticos de campaña realizados por el Instituto Clima y Agua del INTA, los que indican que las precipitaciones van a ser inferiores a lo normal durante los meses de diciembre y enero (http://agroserviciosdelsudeste.com). Estas condiciones van a influir fuertemente en los cultivos de papa de plantación temprana, los cuales están alcanzando su máxima área foliar y plena cobertura del suelo, y por lo tanto, presentan una mayor demanda de agua. Estos cultivos están entrando en su etapa crítica, por lo que una correcta provisión de agua se vuelve fundamental para poder alcanzar altos rendimientos. Además, es necesario estar atentos a la evolución de la temperatura, el viento, y la humedad, ya que estas variables determinan la demanda de agua del cultivo durante esta etapa.

Por su parte, en los cultivos de papa plantados tardíamente (de principios de noviembre en adelante), la situación es menos crítica, ya que la demanda de agua por parte del cultivo depende fuertemente del porcentaje de cobertura del suelo alcanzado, mientras que por evaporación sólo pueden secarse las capas superficiales del suelo. Sin embargo, los cultivos tardíos al ser cultivos expuestos a una mayor demanda de agua durante sus etapas vegetativas respecto a los cultivos sembrados tempranamente requieren de un apropiado suministro de agua desde etapas tempranas de su desarrollo. A estos factores hay que sumarle mayores temperaturas y el posible acortamiento del ciclo de cultivo.

Otra cuestión fundamental que depende fuertemente de las condiciones climáticas imperantes es la presencia de plagas y enfermedades. El clima seco y cálido favorece en gran medida la presencia de trips. Más aún, en floración se suelen presentar los mayores picos de infestación de trips, por lo que el daño ocasionado por esta plaga puede ser muy severo en cultivos tempranos que se encuentran llegando a floración en los próximos días. Es fundamental, entonces, realizar un correcto monitoreo de la presencia de estas plagas para determinar si es necesario realizar aplicaciones de productos fitosanitarios específicos para combatirlas. Por último, condiciones estresantes debido a altas temperaturas y estrés hídrico, favorece la manifestación de los síntomas causados por el virus TSWV. Este virus sólo es sintomático cuando la planta es sometida a algún estrés puntual, por lo que si se consigue mantener el cultivo en un buen estado fisiológico durante todo su ciclo, los síntomas provocados por este virus en plantas infectadas no se manifiestan.

Fuente: http://agroserviciosdelsudeste.com/detalle-noticia.php?noticia_id=9


Te puede interesar