Martes 21 de Noviembre de 2017
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 17°
  • DespejadoVilla DoloresCórdoba, Argentina
    14° - 29°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    14° - 24°
  • DespejadoEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 24°
  • DespejadoCandelariaSan Luis, Argentina
    16° - 32°
  • Cielos NubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    10° - 24°
  • Cielos nubosos con lluvia débilSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    20° - 26°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 28/07/2017

España: El consumidor paga 10 veces el precio recibido por el agricultor en numerosos productos

Las asociaciones agrarias critican que a veces no se cubren los costes para productos como el ajo, la cebolla o la patata

Los bajos precios del espárrago, la patata, el ajo y la cebolla durante este verano están asfixiando a los agricultores de la Vega de Granada, que se han unido y han creado una comisión de trabajo para reclamar a las administraciones medidas y «un precio justo de venta» que permita a los cultivadores obtener un rendimiento al recoger la cosecha. Las asociaciones agrarias calculan entre tres y cinco millones de pérdidas por el bajo valor de estos productos y alertan de que la situación es «insostenible» a largo plazo. Como ejemplo, el ajo o la patata.

El primero cuesta en el mercado entre cinco y seis euros el kilo y el de patatas ronda el euro. Es diez veces más de lo que el agricultor ha sacado por él y esta diferencia tan abismal de precios está provocada por un «monopolio encubierto» entre los compradores.

El problema de la Vega de Granada no es la sequía. La patata, el ajo, la cebolla o el maíz han cogido un tamaño adecuado para su venta a diferencia de lo que ocurre con el cereal, pero ningún agricultor está dispuesto a colocar su cosecha por debajo del precio de coste, que es el que se está ofreciendo este verano por estos productos. Álvaro Barranco, gerente de Agrobobadilla, explica que si la situación sigue así «los agricultores no podrán seguir trabajando más de tres años».

Las asociaciones agrarias respaldan la protesta de los cultivadores. Por ejemplo, Nicolás Chica, secretario general de UPA-Granada, detalla que mientras que las instituciones europeas deberían «preservar los productos de la comunidad europea», éstas llegan a acuerdos comerciales con Perú, México o Marruecos, entre otros países. «¿Cómo puede ser que en plena temporada de recolección del espárrago en Granada, Europa permita que se introduzca en España el producto sin aranceles? Se está haciendo un flaco favor a los agricultores, al no poder competir con las mismas reglas de juego que otros países», reflexiona Chica.

Manuel del Pino, secretario general de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) argumenta que los precios bajos de los productos «es una realidad» motivada por «pocos compradores que cierran precios a la baja». Según Del Pino, «salvando el espárrago, el resto de productos no han tenido precio a pesar de que se paga en el comercio diez veces más que en el campo».

Esta situación ha provocado que los cultivos estén siendo arados directamente sin recogerse, ya que no sale rentable su puesta en mercado. El problema no se puede solucionar cambiando a otro producto más demandando o con mejor precio ya que las tierras de rotación de la Vega obligan, por ejemplo, a plantar maíz durante una temporada aunque su precio de venta sea bajo y la opción de colocarlo con rentabilidad una utopía. Las organizaciones agrarias y los propios cultivadores calculan que se han tirado a la basura miles de unidades de cada producto y las pérdidas son de varios millones de euros en esta temporada. Otros agricultores, como sucedió hace dos semanas en Casanueva, han optado por arar sus plantaciones y avisar a sus vecinos para que recojan el producto a coste cero.

Para tratar de encontrar una solución se ha creado una comisión de trabajo que avanza de la mano con las organizaciones agrarias y ya ha tenido un primer contacto con el delegado territorial de Agricultura, Manuel García, quien según los agricultores reconoció la dificultad de fijar un precio mínimo de venta, algo que confirma Manuel del Pino, que asegura que las leyes de la competencia impiden dar un valor mínimo para comprar los productos.

Otras comarcas

La situación también es delicada aunque distinta en el resto de comarcas de la provincia. En Baza o Huéscar la campaña de cereal se da ya por perdida por la escasez de agua. Según cálculos de UPA Granada, las pérdidas del cereal de regadío se moverán entre el 40 o el 50%, la rentabilidad de la almendra caerá cerca de un 30% y el olivar, sin entrar en cifras, «será peor que en la pasada campaña». A ello se une el estado crítico de la ganadería, cuyos responsables que tiene que acudir a piensos para poder alimentar a los animales, con el consecuente aumento del coste.

Por este motivo, Nicolás Chica le trasladó ayer al consejero de Agricultura en una reunión de trabajo que mantuvo con el sector en Granada que la tierra «se está secando, la situación no es circunstancial y se necesita un proyecto real contra la sequía». Manuel del Pino, de Asaja, le recordó que los proyectos de regadío de Castril y Baza deben ser una realidad antes de que termine el año para la «modernización y transformación de zonas de secano en riego» y reclamó que no se dilate más la finalización de la redacción del proyecto de las conducciones de Rules y, desde el gobierno andaluz, se facilite al gobierno central cualquier escollo burocrático para su ejecución.

Fuente: http://www.ideal.es/granada/provincia-granada/agricultores-vega-unen-20170727004535-ntvo.html


Te puede interesar