Martes 21 de Noviembre de 2017
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 17°
  • DespejadoVilla DoloresCórdoba, Argentina
    14° - 29°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    14° - 24°
  • DespejadoEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 24°
  • DespejadoCandelariaSan Luis, Argentina
    16° - 32°
  • Cielos NubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    10° - 24°
  • Cielos nubosos con lluvia débilSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    20° - 26°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 24/10/2017

Chile: “La marchitez bacteriana de la papa es un peligro latente para el sur del país"

La Marchitez Bacteriana de la papa causada por la bacteria Ralstonia solanacearum es considerada la segunda enfermedad más importante a nivel mundial

Afecta a más de 44 familias y 200 especies de plantas, dentro de las cuales las de mayor importancia económica incluyen tabaco, musáceas, papa, ají, berenjena, maní y varias plantas ornamentales.

La variante de R. solanacearum raza 3 biovar 2 ha sido reportada en más de 30 países y en casi todos los continentes, afectando principalmente al cultivo de la papa. En Chile se encuentra clasificada como una enfermedad cuarentenaria presente bajo control oficial. La primera descripción de esta bacteria en el país data de julio de 1983, en cultivos de papa en la Región Metropolitana.

La primera detección en el Área Libre fue en el año 2009 en la Región de la Araucanía, en la comuna de Carahue. Posteriormente, en el 2013, se reporta en otras comunas de la misma región (Traiguén, Victoria, Curacacautín, Nueva Imperial, Galvarino, Freire y Gorbea), y se hace la primera detección en la Región de los Ríos, en la Comuna San José de la Mariquina.

“En la actualidad, la R. solanacearum se ha encontrado en la zona sur de Chile, específicamente en la Región de La Araucanía, donde hoy hay cerca de 550 hectáreas bajo cuarentena y algunos focos en la Región de los Ríos”, expresó la doctora Ivette Acuña, quien es Fitopatóloga del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA).

Acuña acota, “se dice marchitez porque el patógeno ingresa por las raíces, se propaga y coloniza la planta por los haces vasculares, produciéndose un taponamiento que impide el flujo del agua en las horas de más calor, produciéndose la marchitez en las plantas”.

La agresividad del patógeno es favorecida por las altas temperaturas sobre 25 grados y la alta humedad del suelo, lo que promueve la sobrevivencia, infectividad y diseminación de la bacteria, induciendo el desarrollo de los síntomas de la enfermedad.

La principal fuente de inóculo para R. solanacearum son los tubérculos de papa infectados usados como semilla. Las infecciones latentes en plantas infectadas, pero asintomáticas, son un albergue para la bacteria. Esta bacteria puede estar presente en el tubérculo, a veces sin expresar síntomas, incluso en la rizosfera (parte del suelo inmediata a las raíces vivas y que está bajo la directa influencia de éstas). Pero la bacteria sigue viva y puede activarse cuando las condiciones de humedad y temperatura son propicias para su desarrollo y multiplicación. Al no presentar síntomas o signos, los tubérculos infectados pueden llegar a lugares en donde no estaba antes. Por esta razón, se debe utilizar tubérculos semilla de origen conocido, que garantice estar libre de este problema, ojalá semilla certificada.

“Otro de los factores a tomar en cuenta es que la bacteria puede vivir en las raíces de plantas acuáticas, donde esta puede permanecer infectando el agua destinada al riego en otros campos”, aclaró la fitopatóloga.

De modo que, son tres las principales formas de diseminación: tubérculo semilla contaminado, agua de riego y las maquinaria y equipos que vienen de campos infestados; con éste último se puede dispersar la bacteria con restos de suelo y vegetales, si se usó una maquina en un suelo afectado, según la experta.

Ante esta grave situación que preocupa a los productores de papa, Acuña hace un llamado de atención: “La marchitez representa un peligro real por la cantidad de la superficie afectada, la facilidad de diseminación y el daño que produce, sumado a que los productores deben capacitarse para hacer frente a esta enfermedad”. Hasta el momento el Servicio Agrícola y Ganadero ha analizado las papas en el Área Libre y proyecta que una medida eficaz es el uso de los semilleros certificados para garantizar un cultivo sano.

La prevención es la clave

Como primera medida, es de vital importancia el uso de tubérculo semilla legal, ya que es la única forma de garantizar un tubérculo semilla libre del patógeno. Es necesario plantar en suelos libres de la bacteria, para esto se debe conocer el historial del suelo y hacer rotación con cultivos no hospederos. En este orden, se recomienda hacer análisis de agua de riego, para evitar contaminar el suelo y las plantas.

Se recomienda que todo equipamiento, herramientas, maquinarias y vehículos externos que ingresan al predio estén libres de restos de suelos y vegetales y sean lavados y desinfectados.

Ante la presencia de marchitez bacteriana confirmada en el cultivo de papa, se cuarentenará el potrero afectado, por lo que se requerirá la eliminación y destrucción del material infectado y se prohibirá la producción de papas por 4 años en el sitio afectado, el cual quedará bajo cuarentena. Sin embargo, hay que considerar que hay otras plantas que también son hospederas de esta bacteria, que pueden albergar a este patógeno, permitiendo su supervivencia por más de 4 años. Por lo tanto, la higiene predial y la correcta rotación de cultivos son calves para eliminar este grave patógeno del suelo.

Fuente: https://www.papachile.cl/5218-2/


Te puede interesar