Domingo 18 de Febrero de 2018
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Intervalos nubosos con lluvias débilesBalcarceBuenos Aires, Argentina
    21° - 33°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososVilla DoloresCórdoba, Argentina
    20° - 32°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososRosarioSanta Fe, Argentina
    23° - 33°
  • Intervalos nubosos con lluvias débilesEstacion UspallataMendoza, Argentina
    15° - 26°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososCandelariaSan Luis, Argentina
    20° - 33°
  • Intervalos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    23° - 34°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    19° - 27°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 27/01/2018

Biodiversidad: Menos cultivos están alimentando a más personas en todo el mundo (y eso no es bueno)

La biodiversidad agrícola está en declive en muchos países. Eso afecta a los productores, a los consumidores y también al planeta.

Juliana y Elisa, madre e hija, cultivan en las afueras de la ciudad de Huánuco, Perú. Aunque tienen solo un acre de tierra en este paisaje montañoso, tienen docenas de variedades locales de papa y maíz, junto con otros cultivos. Y ellas conocen cada uno de esos tipos de papa por un nombre común, principalmente en su lengua quéchua.

Las papas son autóctonas de los Andes, y más de 4,000 variedades se cultivan ahí ahora. Vienen en numerosas formas, tamaños y colores – roja, amarilla, púrpura, rayadas y moteadas. Un colorido montículo de ellas asemeja los colores mejorados, llamativos de los chales tejidos localmente.

Esta amplia gama es un ejemplo de la biodiversidad agrícola –un legado genético creado por la selección natural que interactúa con las prácticas culturales durante miles de años–. Hoy, sin embargo,la biodiversidad agrícola está en declive en muchos países.

Hoy en México, los agricultores cultivan sólo el 20% de los tipos de maíz que se cultivaron ahí en 1930.Los agricultores chinos están produciendo sólo el 10% de 10,000 variedades de trigo que se registraron ahí en 1949. Más del 95% de las variedades conocidas de manzanas que existían en los Estados Unidos en 1900 ya no se cultivan.

Según Bioversity International, una organización internacional de investigación y políticas, solo tres cultivos – arroz, trigo y maíz – proporcionan más de la mitad de las calorías derivadas de la planta consumidas en todo el mundo. Esto es un problema porque nuestras dietas son pesadas en calorías, azúcar y grasas saturadas y bajas en frutas y vegetales.

Pero también hay puntos brillantes, como las papas andinas. En un artículo reciente, el científcico Stef de Haan del Centro Internacional de Agricultura Tropical y yo pedimos un gran esfuerzo para fortalecer la biodiversidad agrícola para el futuro. Consumir muchas especies y variedades diferentes proporciona una dieta que ofrece muchos sabores únicos y una amplia selección de nutrientes que los seres humanos necesitan para prosperar. También puede ayudar a asegurar sistemas alimenticios más estables y la variedad necesaria de rasgos genéticos deseables, tales como robustez.

Las naciones ricas tienen dietas menos diversas

Generalmente, la biodiversidad agrícola es significativamente menor en las naciones ricas, donde el sistema alimentario industrial apuesta hacia la uniformidad genética. Por ejemplo, la política agrícola federal en los Estados Unidos tiende a favorecer el aumento de cosechas grandes de maíz y soya, que son gran negocio. Los subsidios a los cultivoslos objetivos federales de combustibles renovables y muchos otros factores refuerzan este enfoque en unos pocos cultivos de productos básicos.

A su vez, este sistema impulsa la producción y el consumo de alimentos baratos y de baja calidad basados en una dieta simplificada. La falta de diversidad de frutas y vegetales en la dieta americana ha contribuido a una crisis de la salud pública nacional) que se concentra entre grupos socioeconómicamente desfavorecidos. La baja biodiversidad agrícola también hace que la agricultura estadounidense sea más vulnerable a las plagas, las enfermedades y el cambio climático.

Para conectar estas condiciones a la biodiversidad agrícola, considere las papas. Aunque Estados Unidos tiene 10 veces más personas que Perú, sólo se venden cerca de 150 variedades de papas aquí. Seis variedades representan tres cuartas partes de nuestra cosecha nacional de papas. Ellos dominan porque ellos producen altos rendimientos en condiciones óptimas y son fáciles de almacenar, transportar y procesar – especialmente en papas fritas. Las políticas federales han ayudado a que estas variedades se establezcan reduciendo el costo de la irrigación.

Irónicamente, la biodiversidad agrícola rica en muchas naciones de ingresos bajos y medios apoya las industrias de mejoramiento estandarizadas y genéticamente uniformes en las naciones ricas. Científicos y empresas de semillas de Estados Unidos y Europa han utilizado la diversidad de las papas andinas y sus parientes para crear variedades comerciales que son las raíces de la agricultura industrial moderna.

Cómo el cambio puede promover la biodiversidad agrícola

Para proteger y aumentar la biodiversidad agrícola, tenemos que saber cómo valorarla en un mundo que cambia rápidamente. En el GeoSynthESES Lab (Laboratorio de Geosíntesis) que lidero en Penn State, estamos desarrollando un nuevo y ambicioso marco para analizar si y cómo la biodiversidad agrícola puede seguir siendo producida y consumida en el futuro.

Gracias a nuestro trabajo de campo en Perú y otros países, estamos constatando que ciertas dinámicas globales, como la urbanización y la migración, pueden ser compatibles con la producción y el consumo de la biodiversidad agrícola. Por ejemplo, Elisa y Juliana viven a pocos kilómetros del área urbana de Huánuco, y ambas trabajan en la ciudad. Su agricultura "tradicional" y sus patrones alimenticios se combinan con su agricultura a tiempo parcial.

Estos cambios pueden incluso apoyar el uso innovador de las variedades locales de alimentos, pero sólo en las condiciones adecuadas. Los agricultores deben tener suficiente tierra y agua. Ellos tienen que seguir prefiriendo estos sabores y gustos alimenticios. Los mercados locales dinámicos para estos alimentos hacen que los produzcan económicamente viables.

Junto con colaboradores que trabajan en Huánuco, nuestro laboratorio evalúa las formas en que las tendencias globales podrían socavar la biodiversidad agrícola en el Perú. Una de las preocupaciones es la adopción local de “variedades mejoradas” de papas y maíz que están siendo creadas por programas nacionales e internacionales de mejoramiento y compañías privadas de semillas.

En condiciones favorables, estos tipos proporcionan altos rendimientos y potencialmente buenos ingresos de ventas. Pero las semillas pueden ser costosas por los estándares locales, y el crecimiento de ellas requiere más insumos, como los fungicidas y la irrigación. Los agricultores que los utilizan son menos resistentes si es un año de crecimiento malo o si el efectivo es bajo. Por estas razones, más de la mitad de la semilla de papa y maíz cultivada por los agricultores de Huánuco todavía proviene de fuentes locales como los mercados cercanos, los vecinos y los miembros de la familia.

Hasta el momento, los agricultores de Huánuco y otros lugares del Perú prefieren el crecimiento tanto de sus cultivos tradicionales como de los nuevos si es posible. Pero las discusiones de nuevas iniciativas para extender el alcance de tales "variedades mejoradas" reflejan cómo estos desafíos seguirán evolucionando.

Dietas cambiantes

También estamos analizando los impactos locales de la propagación global de alimentos industriales, baratos, de baja calidad. Juliana, Elisa y sus vecinos de Huánuco dependen cada vez más de productos básicos como el arroz y el azúcar y el uso excesivo del aceite de cocina. Muchos de ellos todavía cultivan cosechas de alta biodiversidad, pero en menor escala, y estos cultivos juegan un papel menguante en sus dietas. Es importante contrarrestar esta tendencia revalorizando estos alimentos nutritivos, tanto para la salud humana como para los beneficios ambientales que trae la biodiversidad agrícola.

En el lado positivo, los peruanos de clase media están adoptando los alimentos de la biodiversidad agrícola vendidos a través de mercados y ferias de alimentos, tales como el Gran Festival de alimentos de Mistura anual en Lima. Los famosos restaurantes y chefs de élite de fama internacional son potencialmente aliados importantes, no tradicionales. Es crucial encontrar maneras en las que Elisa, Juliana y otros productores de alimentos de la biodiversidad agrícola puedan aumentar sus gananciasde estos nuevos mercados.

También existe un creciente interés en la biodiversidad agrícola en los Estados Unidos. Los productores de papas aquí en el centro de Pensilvania y a través del noreste están reviviendo más de 100 variedades locales que hasta hace poco habían sido consideradas perdidas. En el sudoeste, los grupos de investigación descubrieron recientemente evidencia de la antigua "Papa de Cuatro Esquinas", la primera papa salvaje conocida en Norteamérica, que fue utilizada hace unos 10,000 años. El ADN de esta especie podría proporcionar genes para hacer las cepas modernas de papa más resistente a la sequíay a las enfermedades.

Tendencias conflictivas

Los cambios globales de la urbanización, la migración, los mercados y el clima pueden ser potencialmente compatibles con la biodiversidad agrícola, pero otras fuerzas poderosas la están debilitando. Las exigencias de producir alimentos a un menor costo y un mayor rendimiento no coinciden con los esfuerzos para elevar los alimentos de alta calidad y proteger el medio ambiente. El futuro de la biodiversidad agrícola pende de la balanza.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en The Conversation. El autor es Karl Zimmerer, Profesor de Geografía, Universidad Estatal de Pensilvania.

Fuente: https://www.univision.com/noticias/biodiversidad/menos-cultivos-estan-alimentando-a-mas-personas-en-todo-el-mundo-y-eso-no-es-bueno


Te puede interesar