Sábado 21 de Julio de 2018
El portal de la papa en Argentina
9.52%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubosos con lluvias débilesBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 12°
  • Cielos despejadosVilla DoloresCórdoba, Argentina
    -1° - 19°
  • Cielos despejadosRosarioSanta Fe, Argentina
    - 15°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    -4° -
  • Cielos despejadosCandelariaSan Luis, Argentina
    -2° - 19°
  • Intervalos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 11°
  • Intervalos nubososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 17°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 04/06/2018

Venezuela: Producción de papa, cebolla, pimentón y tomate cayó en casi un millón de toneladas en 2017

Comer completo en Venezuela es cada vez más difícil. Los alimentos son cada vez más caros, escasos y difíciles de transportar, con menor disponibilidad de presentaciones y lugares para comprarlos.

Muchas veces hay que pagar en efectivo o hacer una larga cola para pagar por el punto de venta. A esto se le suma la reducida importación de semillas, fertilizantes y otros insumos agrícolas, que han desplomado la producción de los cultivos, desapareciendo el autoabastecimiento y la exportación de hace dos décadas, como ha presentado Fedeagro en su informe de 2017.

La caída ha sido generalizada. Un millón 673 mil 260 hectáreas estaban sembradas con caraota, frijol, quinchoncho, arroz, maíz, sorgo, arveja, caña de azúcar, cacao, café y tabaco en 2008 y se dejaron de sembrar 507 mil 658 hectáreas para 2014, según lo difundido en las Memorias del Ministerio de Agricultura y Tierras. El rubro que más sufrió fue la caraota que perdió el 78% de sus plantaciones, seguido de la arveja (72%) y el sorgo (63%). El café y el arroz perdieron 10% de las áreas de cultivo.

Exprópiese

Al inicio del Gobierno de Nicolás Maduro, el Instituto Nacional de Tierras (Inti) reafirmó la política de “combate al latifundio” que nació en 2001 con la nueva Ley de Tierras, esto a pesar de admitir que no todas las tierras intervenidas “estaban totalmente productivas”, como señaló entonces el ministro Elías Jaua. Se calcula que 3,6 millones de hectáreas fueron entregadas a campesinosdesde la creación del nuevo marco legal.

Esto afectó especialmente a los cultivos de caña de azúcar. Durante 2009 fueron intervenidas 11 plantaciones de Aragua y Carabobo y 70 pequeñas propiedades de Lara para ser sustituidas por caraotas. Se usó la carta del daño ecológico por los pasivos ambientales que producen los restos de este rubro. Además de aumentar el nivel del Lago de Valencia, como ha estudiado el ingeniero Germán Benedetti por el alto consumo de agua de la caña, estas acciones también dañaron la economía. Solo en 2014 cerraron 20 fábricas de caramelos en Venezuela por la escasez de azúcar, según reveló el gremio que las agrupa.

Para la zafra de 2006-2007 la producción de caña de azúcar había alcanzado su tope histórico, pero entonces los productores ya le pedían al ministro Jaua un subsidio por los altos costos de los insumos y exoneración del pago del IVA mientras advertían la falta de centrales azucareros para procesar las cosechas. Esto no fue escuchado, y a inicios del 2016, más de 60 mil toneladas corrían peligro en Carabobo por la falta de esta infraestructura, casi toda en manos estatales.

La expropiación de Agroisleña coincidió con un rápido desplome de la superficie cultivada: 328 mil hectáreas menos en el período 2011-2014 después que en Octubre de 2010 el presidente Chávez anunció que a la empresa “se le había acabado el tiempo”.

Gran Misión desperdiciada

En 2011 y 2012 hubo un repunte en los volúmenes de producción de hortalizas, de acuerdo a las cifras otorgadas cada año en las Memorias del Ministerio de Agricultura y Tierras. Esto a raíz del lanzamiento de la Gran Misión AgroVenezuela, un acuerdo para pequeños, medianos y grandes productores, entre el sector público y privado, así como la banca nacional, para reimpulsar los cultivos tradicionales afectados por las lluvias de 2010 como el cacao, el maíz, el plátano y las hortalizas.

Su éxito fue mostrado por Juan Carlos Loyo, entonces ministro de Agricultura y Tierras, como factor responsable del descenso de la inflación durante el 2012, gracias a un plan de entrega de semillas, agroquímicos y otros insumos que permitió elevar la oferta de hortalizas, las cuales aseguraba tienen un peso importante en los cálculos realizados por el Banco Central de Venezuela (BCV) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Pero para julio de 2015 Fedeagro ya alerta que se había reducido la producción de hortalizas a la mitad. Ya tasaba la pérdida de 290 mil toneladas de cebolla y tomate, lo que representaba el 77% de la cosecha conjunta de 2014. Para el ente empresarial esto explicaría la subida dramática de la los precios de los alimentos, que según cifras del BCV alcanzó 108,7% hasta el tercer trimestre, mientras al considerar sólo alimentos y bebidas no alcohólicas, la subida fue de 55,7%.

Lo señalado por el gremio de agroproductores se respalda en las cifras de importación del Seniat, disponibles en la web del INE. Según el ente estadístico a partir de 2013 y hasta Octubre de 2014 bajaron rápidamente las compras en el exterior al mismo ritmo del precio del petróleo. Entre lo que se dejó de comprar están cereales, carne, lácteos, animales vivos, alimento de engorde y varios tipos de productos e insumos para la industria química. El relanzamiento de la Misión AgroVenezuela en 2015 no evitó la reducción de las compras en el exterior.

Fedeagro diagnosticó en ese momento que la caída productiva en apenas dos años se debió a la restricción de divisas para la importación de bienes, productos y servicios fundamentales, atrasos en el abastecimiento de semillas, agroquímicos, fertilizante y maquinarias y la situación de inseguridad en la cual vive el productor a diario, lo que reflejaron en su informe de 2015.

La División de Hortalizas de Fedeagro ya lo había advertido en septiembre de 2014, al lamentar que tras el impulso de tres años anteriores, ahora la falta de fertilizantes que exportaban las casas comerciales y las fallas de Agropatriahubiesen llevado a la caída de la producción.

Fuente: http://efectococuyo.com/economia/produccion-de-papa-cebolla-pimenton-y-tomate-cayo-en-casi-un-millon-de-toneladas-en-2017/


Te puede interesar