Jueves 25 de Febrero de 2021
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos despejadosBalcarceBuenos Aires, Argentina
    16° - 31°
  • Intervalos nubososVilla DoloresCórdoba, Argentina
    19° - 31°
  • Cielos despejadosRosarioSanta Fe, Argentina
    17° - 32°
  • Intervalos nubososEstacion UspallataMendoza, Argentina
    13° - 29°
  • Intervalos nubososCandelariaSan Luis, Argentina
    20° - 34°
  • Cielos despejadosChoele ChoelRío Negro, Argentina
    19° - 38°
  • Cielos nubosos con lluvias débilesSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    20° - 27°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 30/12/2020

Chile: Tizón tardío de la papa, enfermedad siempre presente

El tizón tardío de la papa, causado por el oomyceto Phytophthora infestans, es la enfermedad más importante del cultivo de papa en el mundo.

Esta enfermedad afecta tanto hojas, tallos y tubérculos, disminuyendo el rendimiento en más de un 50%.

El tizón tardío es una enfermedad policíclica, es decir, posee varios ciclos de infección y de producción de inóculo durante una misma estación de cultivo, mientras se presenten condiciones favorables de temperaturas moderadas (7 a 27°C) y humedad relativa sobre el 80%. El patógeno puede mantenerse de una estación a otra como micelio en los tubérculos de papa infectados, ya sea semilla, desechos o restos de cosecha en el campo. Estos tubérculos pueden dar origen a una planta enferma, en las cuales se producen esporangios que son dispersados por la lluvia y el viento, posibilitando la infección de nuevas plantas y tejidos.

Al inicio, la enfermedad se manifiesta con manchas pequeñas e irregulares de color verde claro a verde oscuro, las cuales se inician en los bordes de las hojas y se extienden sin respetar las nervaduras. Con condiciones ambientales favorables, las manchas aumentan de tamaño, convirtiéndose en lesiones necróticas grandes de color marrón a negro, y que, en presencia de agua libre, se puede observar una eflorescencia blanquecina en la cara inferior de la hoja infectada, la que está formada por esporangios del patógeno. En tallos, se pueden ver lesiones de color pardo claro o pardo oscuro, las cuales se alargan y circundan el tallo, volviéndolos quebradizos. La parte externa de los tubérculos infectados presentan áreas irregulares ligeramente hundidas, donde la cáscara toma una coloración parda a rojiza, y en su interior se muestran áreas irregulares de coloración marrón rojiza a negruzca ligeramente hundidas que se extienden profundamente en el tejido interno de los tubérculos.

MANEJO DE LA ENFERMEDAD

Para el control de este patógeno se recomienda un manejo integrado de la enfermedad, lo cual implica un control cultural y químico. Por lo tanto, una estrategia de control de tizón tardío debe considerar:

Higiene predial: eliminación de toda fuente de inóculos, es decir, restos de tubérculos, plantas voluntarias, focos de la enfermedad, entre otros, y los cuales deben descartarse, ya sea enterrando, compostando o quemando.

Manejo cultural que no favorezca la enfermedad: tales como utilización en lo posible de cultivares menos susceptibles, fertilización nitrogenada balanceada de acuerdo con el objetivo de producción, densidad de plantación que favorezca la ventilación entrehilera, evitar el daño de plantas y tubérculos en las labores agrícolas, riego eficiente que evite inundaciones, entre otras.

Uso de fungicidas en el momento oportuno: Al usar fungicidas en el control de esta enfermedad es importante usarlos en forma óptima, conociendo la eficiencia de control, modo de acción y, fundamentalmente, cuándo hacer la primera aplicación y su frecuencia, lo cual dependerá de la resistencia del cultivar, las condiciones climáticas y la presencia del patógeno en la zona. Es importante destacar que los fungicidas son más efectivos en la etapa de inicio de la infección, antes de que los síntomas puedan ser vistos fácilmente, por lo que hay que aplicar en forma preventiva al presentarse las condiciones ambientales favorables para la infección. Ningún fungicida puede curar una infección completamente, el efecto es menor una vez que el tizón se ha establecido, especialmente, cuando el clima es favorable al tizón y la enfermedad está muy activa.

Las aplicaciones de fungicidas se deben realizar usando las dosis recomendadas comercialmente, con una boquilla apropiada que produzca gotas para una buena cobertura y mojamiento de la planta, especialmente la cara inferior de los foliolos en el caso de los fungicidas de contacto. Se debe evitar que el producto escurra al suelo con el fin de ahorrar en el costo de aplicación y evitar la contaminación del medio ambiente. Además, se debe conocer el efecto residual del producto utilizado, es decir, el tiempo de protección de la planta frente al patógeno. La mayoría de los productos para el control de tizón tardío presentan un efecto residual de 7 días y excepcionalmente de 10 días.

SISTEMA DE ALERTA TEMPRANA Y APLICACIÓN DE FUNGICIDAS

Dado que el tizón tardío depende de las condiciones ambientales favorables, es que los sistemas de alerta temprana son herramientas de apoyo de gran utilidad. Estos sistemas utilizan modelos basados en parámetros climáticos para predecir el riesgo de desarrollo de una enfermedad.

En Chile, INIA desarrolló e implementó un sistema de alerta temprana para tizón tardío, disponible en la plataforma http://tizon.inia.cl, el cual utiliza datos de la red agrometeorológica INIA (http://agrometerologia.cl) para determinar la condición de riesgo alrededor de cada estación meteorológica. Este sistema hoy cuenta con 5.000 usuarios registrados, quienes pueden acceder a la información directamente desde la plataforma, por correos electrónicos o por mensajería de texto. Nuestros resultados muestran que el uso de un sistema de alerta temprana es capaz de disminuir la cantidad de aplicaciones necesarias para un manejo eficiente de la enfermedad, entre un 64 y 33% respecto a un control a calendario fijo, según la condición de la zona y temporada.

El sistema de alerta INIA indica la condición del momento para la liberación de esporangios y la infección, por lo tanto, al presentarse una condición favorable la recomendación es que se proteja el cultivo. Las alertas permiten un uso oportuno y eficiente del control químico, reduciendo costos y el impacto ambiental.

El sistema de alerta temprana INIA indica la condición de riesgo de la enfermedad utilizando colores:

ROJA: Condiciones MUY FAVORABLES para el desarrollo de Tizón Tardío. Se recomienda hacer aplicaciones de fungicidas. Mantenga el cultivo protegido considerando el efecto residual del producto.

NARANJA: Condición FAVORABLE para el Tizón Tardío. Se recomienda hacer aplicaciones de fungicidas. Mantenga el cultivo protegido considerando el efecto residual del producto.

AMARILLA: Condición MEDIA-BAJA para el Tizón Tardío. Revise el cultivo en los próximos 3 días. Proteja el cultivo si usa variedad susceptible o está bajo riego.

VERDE: No hay condiciones para el desarrollo de Tizón Tardío. No es necesaria la aplicación de fungicidas.

Adicionalmente, en la plataforma del sistema de alerta INIA, está disponible el pronóstico de la condición para los próximos 3 días. Así los usuarios pueden tomar decisiones de manejo con bastante anticipación.

Fuente: camposureno.cl


Te puede interesar