Domingo 14 de Julio de 2024
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos despejadosBalcarceBuenos Aires, Argentina
    -1° - 11°
  • Cielos despejadosVilla DoloresCórdoba, Argentina
    -1° - 13°
  • Cielos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    -1° - 13°
  • Intervalos nubososEstacion UspallataMendoza, Argentina
    -1° - 10°
  • Cielos despejadosCandelariaSan Luis, Argentina
    - 13°
  • Cielos despejadosChoele ChoelRío Negro, Argentina
    -1° - 13°
  • Cielos despejadosSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 14°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Norte Am. 07/07/2024

Tecnología: Robots, drones y tractores sin conductor marcan el comienzo de una nueva era en la agricultura en Estados Unidos

Puede parecer ciencia ficción (tal vez la granja de humedad del tío Owen en La guerra de las galaxias), pero en realidad es el futuro de la agricultura en Estados Unidos y ya se está implementando en viñedos de California y campos de maíz en Illinois

Los tractores aran los campos agrícolas sin conductor, guiados por satélites y iPhones. Los robots alimentados con energía solar cuidan las plantas en el suelo, como si fueran robots gigantes de exterior, mientras que los drones vuelan por encima para rociar los cultivos. 

La automatización y la inteligencia artificial prometen marcar el comienzo de un cambio revolucionario para una industria que desde hace mucho se resiste al cambio.

“Realmente hemos tenido relativamente poca innovación en tractores desde que cambiamos de ruedas de metal a ruedas de goma hace unos 100 años”, dijo Rob Myers, director del centro de agricultura regenerativa de la Universidad de Missouri. Agrega que la transformación “no ocurrirá de la noche a la mañana”, ya que pasará tiempo antes de que las características autónomas se usen ampliamente.

La nueva maquinaria llega en un momento en que los agricultores necesitan desesperadamente que sus explotaciones sean más eficientes y sostenibles con menos operadores humanos. El agricultor estadounidense está envejeciendo y el número de explotaciones está disminuyendo, mientras que la industria se ha visto presionada por la caída de los precios de cultivos clave, como el maíz y la soja. 

He aquí una mirada más detallada a cómo la tecnología está transformando la agricultura.

Tractores sin conductor

Elon Musk tiene una visión de carreteras estadounidenses llenas de coches sin conductor, aunque los vehículos autónomos podrían ser más fáciles de adaptar a las tierras agrícolas de Estados Unidos.

Deere & Co., que utiliza la dirección automática en sus tractores desde los años 90, ha comenzado a vender máquinas que pueden arar los campos y que los agricultores pueden controlar de forma remota mediante un teléfono inteligente. El principal vendedor de maquinaria agrícola del mundo anunció esta primavera sus planes de fabricar tractores autónomos de los modelos 8 y 9 de 2025.

La agricultura sin conductor es el siguiente paso en la llamada agricultura de precisión, el movimiento que busca ayudar a los agricultores a ser más exigentes y eliminar el error humano. Las nuevas máquinas de Deere trabajarán en hileras más rectas sin que haya un agricultor en el asiento. Para lograrlo, la empresa se asoció con SpaceX de Musk para equipar los icónicos tractores verdes y amarillos con conexiones satelitales Starlink que brindan conexiones ubicuas a Internet.

En la década de 1990, “cuando el GPS empezó a estar disponible para el público, estábamos a unos 30 centímetros de distancia”, dijo Than Hartsock, vicepresidente de actualizaciones de precisión de Deere. “Ahora estamos a un par de centímetros”.

Los rivales de Deere, AGCO Corp. y CNH Industrial NV, también están avanzando hacia la autonomía, y cada uno de ellos ofrece carros para granos que pueden automatizarse parcialmente. Normalmente, el conductor del carro para granos tiene que seguir a la cosechadora para recoger el grano cosechado. La automatización de ese proceso acabará liberando al conductor para que, en su lugar, transporte los cultivos desde el campo hasta un elevador de granos.

“Se quiere poder sacar al operador, pero luego la máquina tiene que saber cómo automatizar todas las cosas que solía hacer el operador”, dijo el director ejecutivo de AGCO, Eric Hansotia.

Robots y drones

Los robots son cada vez más visibles en las granjas y se hacen cargo de parte del trabajo pesado de los productores. 

A medida que el pulverizador Solix de Solinftec avanza por los cultivos, varias boquillas aplican productos químicos. Los robots están diseñados para permanecer siempre en los campos y cuidarlos incluso cuando los agricultores están lejos, recargando sus baterías con paneles solares integrados y una estación de acoplamiento cercana.

“Los robots van a la esquina, se recargan y luego vuelven a trabajar”, ​​explica Guilherme Guine, director de sostenibilidad de Solinftec. “Dispondrán de autonomía durante toda la temporada”.

Unas 50 unidades, que se producen en una fábrica de Indiana, estarán operando esta temporada por un coste de unos 50.000 dólares cada una.

Los drones también están ganando terreno. Enjambres de ellos pueden rociar los cultivos con menos perturbaciones que los pulverizadores terrestres y, a diferencia de los aviones tradicionales para fumigar cultivos, no necesitan un piloto en el aire.

Guardian Agriculture ha iniciado recientemente la producción a gran escala en su fábrica de Boston, fabricando drones para empresas como la agroindustrial Wilbur-Ellis Co. Los pedidos de venta son tan numerosos que "si tienes pulgares, estás en la planta de producción ensamblando robots", dijo Adam Bercu, director ejecutivo de Guardian y antiguo competidor de Battlebots. 

Potencia de la batería

Los automóviles, camiones y trenes se han vuelto eléctricos, ¿por qué no los tractores? 

El propietario de una bodega de California, Ryan Carr, solía utilizar un tractor diésel para transportar la fruta mientras un generador funcionaba para iluminar los viñedos por la noche, cuando las temperaturas más frías hacen que el trabajo de campo sea más cómodo. Ahora puede desconectarse de la red eléctrica con un tractor eléctrico Monarch alimentado por paneles solares. Al utilizar electricidad, hay poco ruido, emisiones y factura de combustible. 

“Lo mejor de todo es no tener que respirar esos humos de diésel toda la noche”, dijo Carr. Y sin el ruido, ha podido tocar música (polca mexicana y disco de los años 70) para los trabajadores.

El tractor eléctrico de Monarch es la primera máquina producida en la planta del fabricante de iPhone Foxconn en Ohio, y la tecnología de la startup también se encuentra en tractores fabricados por otras compañías, incluida CNH. 

El inconveniente es que el vehículo de 90.000 dólares tiene una potencia máxima de unos 70 caballos, muy por debajo de los enormes tractores de 400 caballos que generan la mayor parte de las ganancias en el mercado. Aun así, estas máquinas más pequeñas pueden llegar a desempeñar un papel más importante, sustituyendo a las máquinas más grandes que pueden costar más de un millón de dólares.

Tal vez en la próxima década, “lo que comenzaremos a ver es una situación en la que una persona se sienta en su camioneta o en el borde del campo y maneja seis u ocho máquinas simultáneamente”, dijo Myers, quien ha pasado cientos de horas conduciendo tractores mientras crecía en una granja.

Aparatos de alta tecnología

Sin duda, gran parte de la nueva maquinaria puede resultar costosa para los agricultores con problemas de liquidez, especialmente porque la caída de los precios de los cultivos hace que a muchos agricultores les resulte más difícil darse el lujo de comprar nuevos tractores. Los fabricantes de equipos están tratando de complacer a los agricultores ofreciendo otras soluciones de alta tecnología para actualizar sus equipos existentes. 

AGCO ofrece un accesorio para tractor que introduce semillas en el suelo, 24 hileras a la vez. Deere continúa implementando su tecnología See & Spray, que utiliza inteligencia artificial para impulsar plataformas terrestres que escanean los cultivos para detectar la diferencia entre una planta y una maleza, y luego aplican el tratamiento o herbicida necesario.

Además de modernizar la maquinaria vieja, las empresas también se están centrando en mantener a los agricultores conectados a sus equipos de alta tecnología. De manera similar a la asociación de Deere con SpaceX, CNH está colaborando con Intelsat para equipar tractores con conexiones satelitales en Brasil, donde grandes franjas del cinturón agrícola de Mato Grosso carecen de cobertura de Internet.

Muchos creen que estos cambios tecnológicos en la agricultura se deberían haber producido hace tiempo, teniendo en cuenta las transformaciones que ya se han producido con la IA y la automatización en otros sectores. El avance ha sido lento no solo debido a la renuencia de los agricultores, sino también porque solo una pequeña parte de las granjas estadounidenses tienen Internet de alta calidad y el suministro eléctrico no siempre es fiable.

“Las granjas no suelen tener una red muy buena”, dijo Tom McCalmont, director ejecutivo de Paired Power, cuyo sistema de carga alimenta el tractor Monarch en el viñedo de Carr. “A menudo tienden a estar al final de la línea de distribución”.

Fuente: bnnbloomberg.ca


Te puede interesar