Viernes 14 de Agosto de 2020
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 16°
  • Cielos despejadosVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 21°
  • Cielos despejadosRosarioSanta Fe, Argentina
    - 20°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    -1° -
  • Cielos despejadosCandelariaSan Luis, Argentina
    - 23°
  • Intervalos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 13°
  • Cielos despejadosSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 23°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Europa 22/07/2020

España: Así se sacan las patatas en Salamanca en tiempos del coronavirus

El COVID limita el número de temporeros porque exige grupos de un máximo de 10, acelera la entrada de maquinaria y baja el precio de las primeras patatas por la menor actividad de restaurantes

La mascarilla es la gran novedad de la campaña de recogida de patatas. La normativa de la Junta de Castilla y León establece que no es obligatoria para trabajadores temporales agrarios si la actividad se desarrolla al aire libre y fuera de los núcleos urbanos. Ahora bien, en el campo se ven mascarillas porque los agricultores y almacenistas que contratan prefieren facilitársela antes de tener problemas. “Luego ya ellos verán”, dice un agricultor, temeroso no obstante porque la normativa también establece que es quien contrata el que debe vigilar el cumplimiento de las normas y “serán corresponsables de la inobservancia”. De momento, y con la campaña de patata aún con actividad mínima de recogida, se ven grupos reducidos de temporeros o incluso ya presencia de maquinaria “para evitar problemas”.

Javier y Belén Rodríguez Pérez, de Francos, son de los que han preferido cosechar a máquina para evitar complicaciones. “Se trabaja además menos”, cuentan, y en su caso reconocen que, de necesitar ayuda, es la familia la que está ahí.

A escasos kilómetros, en Machacón, trabaja una cuadrilla de temporeros rumanos. La normativa dice que los grupos sean de 10 personas máximo y de ser más, que se pueda garantizar la distancia de 1,5 metros entre grupos. En este caso son convivientes y el grupo está en el límite.

“¿A 16-17 céntimos el kilo? Para nada. A 15 y 14 y algo menos”, comentan

El objetivo de los agricultores es cosechar cuanto antes, de ahí que antes no limitaran temporeros para conseguir como mínimo sacar el camión de 25 toneladas de patatas por la mañana antes de que apretara el sol. Este año lo tienen más complicado. La tarifa de los trabajadores rumanos suele ser de 0,02-0,03 euros por cada kilo de patata recogida y en casos contrata el agricultor y, en otros, el almacenista. La capacidad con máquina puede llegar a los dos camiones por la mañana aunque estos días empiezan en torno a las 6 de la mañana a trabajar y a las 9 tienen que dejarlo porque la patata se daña con el calor. El problema es que la mayoría están aún tan tiernas que no admiten la cosecha a máquina.

No es el caso de las de Javier y Belén, que este año optaron por cultivar la variedad ballerina, más que nada porque era temprana y las patatas en esta época suelen tener un precio mayor.

Pero el COVID ha quemado los pronósticos y ahora son patatas con apenas precio. “¿A 16-17 céntimos el kilo? Para nada -dicen-. A 15 y 14 y algo menos”, comentan -el coste suele estar cifrado entre 9 y 12 céntimos el kilo-. Su objetivo es sacarlas cuanto antes y librarse ya del gasto de regarlas. “Van a restaurantes y como este año por el COVID tienen menos gente...” Al menos la producción está en la media de 40.000-45.000 kilos por hectárea.

Mientras, los temporeros arrancan “agrias”. Comenta el agricultor que la vende a 0,20 euros/kilo pero no aclara si a los temporeros los paga él o el almacenista.

Fuente: lagacetadesalamanca.es


Te puede interesar