Lunes 13 de Julio de 2020
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos despejadosBalcarceBuenos Aires, Argentina
    -
  • Cielos despejadosVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 16°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    - 13°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 10°
  • Cielos despejadosCandelariaSan Luis, Argentina
    - 17°
  • Cielos despejadosChoele ChoelRío Negro, Argentina
    -1° -
  • Intervalos nubososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 18°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Europa 01/06/2020

España (Tenerife): El temporal de viento y la polilla reducen un 30% la cosecha de papas este año

La incidencia de esta plaga desanima a muchos agricultores que no han sembrado sus terrenos | El mal tiempo de febrero acabó con toda la producción extratemprana

La cosecha de papas de la Isla se reducirá este año un 30% debido a los temporales de viento y la acción de la polilla guatemalteca. Este es al menos el porcentaje que maneja el área de Agricultura del Cabildo de Tenerife, que sostiene que estos dos factores han acabado por reducir de forma significativa la producción en 2020.

Así lo asegura el consejero responsable de Agricultura, Ganadería y Pesca en la Corporación insular, Javier Parilla, quien explica que principalmente se han visto afectadas las variedades conocidas como antiguas o tradicionales, entre las que se encuentra la papa bonita, que se cultivan principalmente en la zona norte de la Isla, como un cultivo de secano, por lo que se ven muy perjudicadas también por la sequía. Sin embargo, mantiene que las llamadas papas blancas, variedades más conocidas y demandadas, también pueden haberse visto dañadas sobre todo en la comarca sur.

Uno de los principales motivos para esta reducción de la cosecha fue el temporal de fuerte viento que sufrió la Isla el fin de semana del 22 y 23 de febrero y que además estuvo acompañado de calima. Según los datos meteorológicos, dejó rachas de viento que superaron los 80 kilómetros por hora el sábado y los 100 kilómetros por hora el domingo y arrasó con buena parte de la cosecha de papa extratemprana, la más importante para los agricultores de la Isla.

Otro condicionante para que la producción de papas en la Isla se haya visto afectada este año es la incidencia de una plaga contra la que los agricultores de Tenerife llevan luchando más de 20 años: la polilla guatemalteca. Este insecto deposita sus huevos en los terrenos, para que después las larvas se alimenten de los tubérculos arruinando el producto. Una afección que algunos años ha provocado la pérdida del 50% de la producción de las zonas afectadas.

La presidenta de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga), Ángela Delgado, también evidencia que la campaña este año "será escasa", debido a los factores meteorológicos y a la incidencia de esta plaga. Además, puntualiza que la reducción de la cosecha no se debe solo a la incidencia que causan estos insectos en los cultivos, sino también a que muchos productores deciden no plantar debido a su presencia, por lo que asegura que este año "se han plantado muchas menos que en años anteriores".

Delgado espera que los precios puedan mantenerse, ya que afirma que en estos momentos se sitúan entorno a los 80 céntimos e incluso por encima del euro en aquellas variedades de mayor consumo. Sin embargo, lamenta que la escasa producción de este año no permitirá a los agricultores beneficiarse, ya que no cuentan con excedentes.

Variedades

Los agricultores de la Isla que se dedican al cultivo de este tubérculo han visto en los últimos años como la sequía, las plagas y los bajos precios reducen poco a poco la rentabilidad de sus producciones.

Esta situación ha provocado que los productores hayan ido reduciendo el cultivo de las llamadas variedades tradicionales, para decantarse por las conocidas como papas blancas, que tienen una mayor rentabilidad y demanda. Su semilla se trae de países como Reino Unido y cada vez más los agricultores optan por estos tipos, para lograr que la actividad siga siendo rentable para ellos.

Sin embargo, esta preferencia hace que se hayan dejado de sembrar las variedades antiguas, que más allá de la bonita o la negra, solo se cosechan para autoconsumo. Entre las variedades que no cuentan con una alta demanda y que desconocen gran parte de la población se encuentra la torrenta, la azucena o la peluca negra y blanca, entre muchas otras.

Tradicionalmente, estas variedades han sido cultivos de secano, por lo que la bajada del nivel medio de precipitaciones que atraviesa la Isla en los últimos años, también ha hecho que estas cosechas se reduzcan.

"Estas especies tienen un desarrollo genético adaptado y son muy valoradas, pero no tienen una alta productividad", explica Parrilla. Por eso, "la gente no las cultiva porque el coste es muy elevado".

Semillas

Sin embargo, a pesar de que cada vez se planten menos, estas variedades no corren el peligro de desaparecer gracias al banco de semillas que gestiona el Cabildo de Tenerife.

Aún así, si dejan de sembrarse y poco a poco caen el desconocimiento de la población local que no las consume pueden acabar siendo variedades que desaparezcan del imaginario colectivo.

Por eso, Parrilla trabaja para poder facilitar a los agricultores las semillas de estos tipos de papas antiguas, ya que en la actualidad siguen teniendo un precio que dificulta que su cultivo sea rentable para el agricultor. "Tenemos que reducir el precio de estas semillas, aumentando su número", explica, y espera conseguirlo a través de un proyecto que se está desarrollando en estos momentos.

De esta manera, también se podrá favorecer que el producto reduzca su precio de venta al consumidor, impulsando su comercialización.

Fuente: eldia.es


Te puede interesar