Sábado 24 de Julio de 2021
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubosos con chubascos tormentososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 11°
  • Intervalos nubososVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 20°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    10° - 22°
  • Intervalos nubososEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 15°
  • Intervalos nubososCandelariaSan Luis, Argentina
    - 21°
  • Intervalos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 11°
  • Cielos despejadosSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    11° - 23°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Argentina 21/06/2021

Argentina (Balcarce): Huinkul, la variedad de papa que cambió la historia hace 70 años

Hace más de 70 años se lanzó la variedad conocida como “número nueve”. Los rindes de la papa se duplicaron. Llegó a ocupar el 85% del área sembrada.

El impacto en la producción papera fue formidable. Y su incidencia en   nuestra economía se hizo sentir. 

El ingeniero Walter Federico Kugler, considerado un líder en la experimentación e investigación agrícola, apuntó  veinte años después que en los cultivos con la variedad Huinkul los rindes se habían duplicado. 

En el diario de Balcarce El Liberal,  se escribió que su aparición en 1948 cambió fundamentalmente el panorama papero de la principal zona productora del país.

Es decir, el SE de la provincia donde en Balcarce –treinta años más tarde de aquel surgimiento- se ocupaba con papa algo más de 22.000 hectáreas. En los seis partidos restantes el cultivo sumaba 31.000. 

En una publicación especial se aportó otro dato significativo sobre la respuesta de los productores, “ante la aparición de esta variedad de excepcionales méritos”. Haciendo un cálculo sobre la superficie que se había sembrado con Huinkul durante 30 años desde su liberación al cultivo comercial, se calificaba de “espectacular” la estimación obtenida.

“No menos de 1.000.000 de hectáreas han sido dedicadas al cultivo de la variedad en nuestro país a través del tiempo”, decía Ediciones Actualidad Rural y recordaba que en 1958  se había cubierto con la misma el 85% del área plantada y casi veinte años después algo más del 52. 

Los especialistas ratificaban ese importante incremento en los rendimientos unitarios y la producción general, con el consiguiente beneficio de una reducción al mínimo de las importaciones de semilla. También se marcaba el aumento en el índice de seguridad en la cosecha, evitándose crisis por falta de producción e importaciones para consumo.

En un amplio informe sobre INTA Balcarce el entonces director de El Liberal evocó precisamente los comienzos de esa unidad ubicada junto a la ruta nacional 226, señalando que “no hubo una fecha precisa”. “Hay sí –escribió José Raúl Pollio- un proceso que poco a poco va gestando el nacimiento y la formación del establecimiento” y agregó “que surgió por la necesidad de mejorar e incrementar la producción de papa”. Luego, con los años y los importantes avances en la investigación y experimentación, vino el gran crecimiento. Se abarcaron otros cultivos, la ganadería, la economía, la enseñanza, constituyéndose la Unidad Integrada Balcarce con la Facultad de Ciencias Agrarias.

Pero aquel proceso de los años ´40 comenzó con la papa. Así, dice la historia, que un consorcio de productores que presidió el vecino Pascasio Azcárate –fue también comisionado municipal en el inicio de la década- envió una representación encabezada por el ingeniero Roberto Millán a los los Estados Unidos para que comprara semilla. Eran tiempos en que no había variedades producidas en el país y Millán, entonces técnico del Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Nación, ya trabajaba en la certificación de papa. 

En ese viaje se logró que el doctor Frederick Stevenson, genetista de relevancia mundial, donara 4.000 clones.

Ese material fue seleccionado en el Instituto Santa Catalina, de la Universidad Nacional de La Plata, y  luego multiplicado en ocho ensayos. El primero en una quinta de la familia Azcárate, los cinco siguientes en un campo del paraje Las Piedritas con mucho apoyo del ingeniero Horacio Coviella y Miguel Egózcue.

Después de distintas instancias, en 1944 el Ministerio de Agricultura de la Nación creó la Estación Experimental Agropecuaria de Balcarce, cuyo primer director fue Millán. Allí se hicieron dos multiplicaciones más y en 1948 la Huinkul MAG salió a conquistar las chacras. Y con los años cambió profundamente el escenario papero del sudeste y más allá también.

Nombres para recordar 

En productores y familias quedaron seguramente aquellos nombres y apellidos que hoy es justo y muy grato destacar : Roberto Millán, Silvestre Caruso, Oscar A. Garay, César J. Induni, Atilio V. Calderoni, Domingo R. Pasquale, Jorge E. Dozo y Pedro Garese. 

También valen estas líneas para el ingeniero Alberto Hansen, apreciado convecino, quien se desempeñó como delegado de la Dirección Nacional del Ministerio de Agricultura, y Carlos Cuccioli, agrónomo regional quien también fue inspector.

Fuente: La Vanguardia


Te puede interesar