Sábado 28 de Enero de 2023
El portal de la papa en Argentina
-8.33%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos nubososBalcarceBuenos Aires, Argentina
    18° - 29°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososVilla DoloresCórdoba, Argentina
    20° - 30°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososRosarioSanta Fe, Argentina
    21° - 31°
  • Intervalos nubosos con lluvias débilesEstacion UspallataMendoza, Argentina
    14° - 27°
  • Intervalos nubosos con chubascos tormentososCandelariaSan Luis, Argentina
    21° - 31°
  • Cielos despejadosChoele ChoelRío Negro, Argentina
    15° - 35°
  • Cielos nubosos con chubascos tormentososSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    21° - 29°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Latam 27/11/2022

México: Pilpot apuesta a la agricultura regenerativa con cerca de 400 ha de papa

Juan Lorenzo Barrenechea, socio fundador de Pilpot. “Somos proveedores de un 10% de las necesidades de abasto de Grupo Bimbo".

Juan Lorenzo Barrenechea, socio fundador de Pilpot. Campo Pilpot, Ciudad Cuauhtémoc; Chihuahua.

A principios de este mes, Grupo Bimbo concretó la venta de Ricolino, su división de productos dulces a Mondelēz International por alrededor de 27 mil millones de pesos, a fin de concretar una de varias metas: producir panes y botanas más saludables a partir de un principio irrenunciable, el cuidado del medio ambiente ante el embate del cambio climático.

El deterioro de los suelos y de la calidad del agua, son sólo algunos de los retos que la industria agrícola tiene que sortear en sus labores como parte de los estragos ambientales que vive el mundo en la actualidad.

El objetivo es ambicioso, pero no imposible y lo que nació como una prueba piloto hace cuatro años, hoy avanza sin tropiezo en diversos estados de la República. El deseo es que hacia 2050, todos los productos agrícolas que la empresa emplea en sus alimentos provengan, en un 100%, de prácticas amigables con el suelo y la atmósfera.

Forbes México viajó hasta el municipio de Guerrero, Chihuahua, localidad volcada al cultivo de manzana primordialmente, y donde se ubica una de las parcelas productoras de las papas que Grupo Bimbo emplea para sus botanas saladas, las tradicionales Chips de Barcel, entre otras.

En este lugar yace Pilpot, una empresa productora de tubérculos a cargo de Juan Lorenzo Barrenechea, y que a lo largo de 15 años se ha posicionado como una de las plantas productoras de papa que emplea la última tecnología en la siembra y cosecha de alimentos.

Pilpot apuesta a la agricultura regenerativa

Y es que la agricultura regenerativa, forma parte de la estrategia de sustentabilidad que Grupo Bimbo emprendió hace cuatro años obteniendo resultados sobresalientes. Hacia 2021, por ejemplo, lograron reducir el uso de agua en 9.7 millones de metros cúbicos y la disminución de 1,065 toneladas de carbono.

De acuerdo con Héctor Ibancovichi, gerente de Agronegocios de Grupo Bimbo, a nivel mundial el 43% de las emisiones de carbono provienen de la agricultura convencional por prácticas viejas en la labranza y el uso de fertilizantes químicos.

“La agricultura parecería ser algo muy verde, pero la tierra es el elemento que más carbón tiene capturado, con la agricultura tradicional liberamos ese carbón, junto con el uso de fertilizantes”, comentó.

“La labranza y los agroquímicos representan 60% de las emisiones que pueden venir de la agricultura, el resto es el uso de maquinaria, entre otros”.

Es por ello que modificar la labranza tradicional así como el uso de fertilizantes naturales son de vital ayuda para la regeneración de los suelos y de paso para ahorrar la cantidad de agua empleada en las labores agrícolas y que traerán consigo mejores productos alimenticios, expuso Juan Pablo Andrade, jefe de Agronegocios del Grupo.

Pero lograr que la agricultura pase de ser una fuente abundante en la emisión de gases contaminantes a una regenerativa, amigable con el ambiente, sustentable, aun es un reto por superar, pero hay quienes ya han dado el paso.

Pilpot es una de las empresas agrícolas que han trabajado con base en el plan sostenible de la panificadora y que hoy es capaz aportar productos, en 400 hectáreas de cultivo, de acuerdo a los estándares medioambientales fijados por Grupo Bimbo.

“Nuestra empresa ya tiene 15 años proveyendo al Grupo. Hemos empezando con muy poquitas hectáreas de siembra, 25 hectáreas y hoy tenemos aproximadamente 400 hectáreas proveyendo en el segundo semestre del año.

“Somos proveedores de un 10% de las necesidades de abasto de Grupo Bimbo. Trabajamos con ellos de la mano y vamos crecimiento y aprendiendo con ellos. Nuestra empresa está permanentemente en el cambio logrando cada día un producto mejor.

La producción de papa local avanza con la agricultura regenerativa

“La gente cree que la agricultura es un negocio, pero yo creo que el agricultor, más allá de un negocio, lo que creo que siente es el placer de lograr un producto, eso es el alimento, eso es la comida. La papa es el cuarto alimento a nivel mundial”, destacó Berrenechea, quien es argentino y aspira a que la papa que produce México logre ser tan buena como la de su país.

“El cultivo de papa en México es capaz de ponerse a la par de la papa argentina. La agricultura regenerativa es un mecanismo que el país puede adoptar en poco tiempo y ponerse a la par de otras naciones donde ya se emplea”, refirió.

Más allá del aspecto financiero, las ganancias que pueden redituar cada una de las inversiones, que en estos tiempos de incertidumbre económica parecen ser el eje rector de cada decisión que toma la industria, Grupo Bimbo es disruptivo y aunque no es pionero, sus metas a corto, mediano y largo plazo están orientadas a ser una firma con altos estándares sustentables, señaló José Luis Leyva, vicepresidente de Comunicación global de Grupo Bimbo a Forbes México.

Y es que los planes de la firma mexicana van más allá de Chihuahua y la papa. En lo que va de este año, la panificadora echó a andar la segunda fase de su plan sustentable donde participan 470 productores de 15 localidades de Sinaloa, Jalisco, Guanajuato y Sonora.

En este año, se ha logrado que los agricultores de estas comunidades redujeran en 20,400 toneladas las emisiones de carbono a partir de prácticas de cultivo y cosecha amigables con el medio ambiente en sus cultivos de maíz y trigo.

Fuente: forbes.com.mx


Te puede interesar