Jueves 13 de Agosto de 2020
El portal de la papa en Argentina
0%Variación precio
puestos MCBA
  • Cielos despejadosBalcarceBuenos Aires, Argentina
    - 15°
  • Cielos despejadosVilla DoloresCórdoba, Argentina
    - 17°
  • Intervalos nubososRosarioSanta Fe, Argentina
    - 16°
  • Cielos despejadosEstacion UspallataMendoza, Argentina
    - 11°
  • Cielos despejadosCandelariaSan Luis, Argentina
    - 17°
  • Cielos nubososChoele ChoelRío Negro, Argentina
    - 16°
  • Cielos despejadosSan Miguel de Tuc.Tucumán, Argentina
    - 17°
Ampliar
 Buscador de Noticias
Europa 12/05/2020

España (Salamanca): Del campo a la cazuela, con sabor y calidad

La cooperativa Aranpino ha seguido operando con normalidad en el suministro de productos, especialmente la patata

La patata comercializada por Aranpino es muy apreciada por su sabor

Desde el inicio de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus, han sido varios los sectores que han mantenido activa, no sin problemas y aún a riesgo de contagios personales, su actividad para hacer del confinamiento un momento menos desagradable y más llevadero. Es el caso del mundo del campo —tanto agricultura como ganadería—, donde Salamanca ha sido todo un ejemplo durante este estado de alarma con actuaciones como las realizadas por la empresa Aranpino, una cooperativa de agricultores dedicada especialmente al sector de la patata de consumo, pero también al cereal, al maíz y a las oleaginosas.

Al pie del cañón desde el inicio de la crisis y operando con normalidad desde entonces, Aranpino ha venido a demostrar que la agricultura y la ganadería son un sector estratégico en cualquier sociedad de consumo, “algo que siempre han puesto de manifiesto los hombres y mujeres del ámbito rural, pero que la sociedad actual parecía haber olvidado”, señala José Blázquez, gerente de esta cooperativa, consciente de que ha tenido que llegar esta crisis para que “la sociedad española se dé cuenta de la importancia y necesidad del trabajo duro y abnegado de agricultores y ganadores”, subraya.

Y es que a pesar de los condicionantes impuestos por esta crisis, la actividad en el seno de la cooperativa Aranpino se ha mantenido con casi total normalidad. El suministro de insumos (fertilizantes, semillas de patatas, fitosanitarios, combustible, repuestos...) se está desarrollado sin problemas y la actividad agrícola mantiene su trayectoria, que, en estos momentos, se centra en labores de abonado y siembra de patatas y maíz, así como abonado de cobertura y tratamientos fitosanitarios del cereal. “Todo ello se ha podido desarrollar con relativa normalidad; han supuesto más problemas las condiciones meteorológicas que las derivas de la crisis del Covid-19”, reconoce Blázquez.

Aunque, en realidad, algo sí ha cambiado. En estos momentos, los guantes, las mascarillas, los desinfectantes y la distancia social se han convertido en herramientas más de trabajo entre los agricultores; también entre los que integran la cooperativa Aranpino, que sólo comercializa y certifica lo que produce. Y es este valor añadido de calidad y seguridad lo que les distingue, pues el objetivo es único: respetar el medio ambiente y la salud del consumidor.

Fuente: lagacetadesalamanca.es


Te puede interesar